Nina Sayers (Black Swan – 2010)

En esta entrada se muestra el análisis de personalidad de la protagonista de la película El Cisne Negro (2010),  Nina Sayers, papel por el cual Natalie Portman ganó el Óscar a mejor actriz. Nina es una mujer de aproximadamente 25 años, quien ejerce como bailarina de ballet profesional. Vive con su madre Erica Sayers quien también fue bailarina de ballet. Se desconoce la identidad del padre de Nina. La cinta nos muestra el progresivo decaimiento tanto físico como psicológico de la protagonista, conforme se mete cada vez más de lleno en el papel del cisne negro. Las categorías de personalidad empeladas son extraídas del MMPI-2 (Hathaway y McKinley, 2002).

Comportamiento tipo A

Nina se dedica por completo al ballet. Cuando no está entrenado, está practicando sus movimientos, preparando su indumentaria o pensando en la rutina de baile. No se le observan otros intereses o pasatiempos. Siendo para ella inexistente el concepto de “tiempo libre”. Abiertamente confiesa su perfeccionismo, cuando Thomas la critica por tener un estilo de baile tan controlado, Nina afirma que lo que desea es “ser perfecta”. Ese nivel de auto exigencia va cobrando factura progresivamente tanto a nivel físico, que se denota por ejemplo en practicar hasta el punto de torcerse el tobillo y que las uñas le sangren. Como a nivel emocional, metiéndose cada vez más en el papel del cisne negro, lo que llevara al punto clímax de la película. Una escena que nos muestra que Nina ha sobrepasado los limites de dedicación, aun en una industria tan obsesionada por la perfección como lo es el ballet, se da cuando tarde en la noche mientras está practicando, de repente se acaba la musica. Esto debido a que harto el pianista se levanta y se va diciendo que “tiene una vida” y que ella también debería ir a descansar. A pesar de la situación, ella sigue entrenando hasta que finalmente le apagan la luz.

Nina practicando sus movimientos poco antes de que se anuncien los papeles de la obra.

Baja autoestima

Ante la más mínima crítica por parte de su jefe, sus compañeras o su madre Nina se entristece al punto de casi llorar. Se puede observar además un alto nivel de autocrítica y falta de confianza. Nina es poco propensa a defenderse de las agresiones que le provocan las personas que le rodean. Ante el continuo acoso sexual de Thomas, la única vez que se defiende es cuando le muerde. Nunca diciéndole claramente que se detenga, ni amenazando con por ejemplo defender sus derechos ante la ley. Con sus compañeras bailarinas abundan los momentos en que decide callarse en vez de defenderse de una afrenta y con su madre tiene una relación pasivo-agresiva, la cual Nina a duras penas puede hacer frente.

Nina reaccionando negativamente cuando Thomas le dice que ya ha visto suficiente de su rutina.

Psicoticismo

Probablemente el rasgo más problemático del perfil de personalidad de Nina sean las constantes alucinaciones visuales que le afectan en su vida cotidiana. Una de las primeras que podemos observar en la película se da cuando la protagonista está caminando por un pasadizo oscuro, a lo lejos ve una mujer vestida de negro. Lo cual le inquieta mucho. Conforme se van acercando se pone cada vez más nerviosa. Justo cuando se ven cara a cara, Nina ve una doble “malvada” de sí misma. El que esta doble esta vestida de negro es algo que va a ir cobrando importancia conforme avance la historia. Ya que el esfuerzo que Nina hace para poder encarnar al cisne negro llega a afectarle de tal manera que su comportamiento se ve afectado severamente, actuando de forma cada vez más erratica, violenta y paranoica.

La protagonista encontrándose con su doble.

Otras alucinaciones que podemos observar son:

En la fiesta con los millonarios que financian la obra, en la cual es presentada como la nueva protagonista. Nina sé a rascado tanto las cutículas que estas llegan a sangrarle, va al baño a limpiarse la sangre y cuando jala el pellejo, de repente se desprende un gran pedazo de piel, lo cual aparenta ser una herida muy grave. Ella se asusta y al volver la imagen nos damos cuenta de que dicha mutilación fue una alucinación.

Nina esta en la bañera, posteriormente cierra los ojos y se sumerge, de repente empieza a caer sangre y de sorpresa aparece Lily, la cual resulta ser una alucinación que se desvanece. Este episodio viene seguido de una escena en que se nos muestra que el salpullido que sufre y las heridas que se autoinflinge son cada vez más severas.

Cuando Lily y Nina van al bar, la primera hecha éxtasis en la bebida de la protagonista. A pesar de conocer este hecho igualmente se toma el trago. Empieza a tener sensaciones anómalas en las manos y oír voces que la llaman. Efectos que se ven acrecentando por las luces y la música ruidosa. Posteriormente tiene una relación lesbica con Lily, la cual nos damos cuenta después, también resulto ser una alucinación.

Cuando en los preparativos para la obra, le están tomando a Nina las medidas para su nuevo vestido, ella esta frente a un espeso. De repente podemos ver que la imagen del espejo se está rascando la espalda, aunque Nina no lo está haciendo. Inmediatamente el reflejo se vuelve para verla, a lo cual Nina queda estupefacta. Una alucinación muy parecida se da cuando ella está entrenando sola a altas horas de la noche.

La última vez que Nina va a visitar a Beth al hospital. La protagonista devuelve los objetos que había robado, entre ellos una larga lima de metal. Nina se disculpa diciendo que solo quería ser perfecta. A lo que Beth dice que no es perfecta, sino que no es nada. A continuación, Beth empieza a apuñalarse la cara, el hecho de que siga hablando como si nada a pesar de propinarse varias heridas de gravedad nos hace pensar que solo fue una alucinación. El que pase todo un día después de esa visita y nadie mencione que Beth haya muerto, confirma que fue solo una alucinación. Un detalle que sin embargo nos deja dudando, es que cuando Nina va al ascensor deja caer la lima llena de sangre.

En el clímax de la película Nina apuñala a Lily con un trozo de vidrio roto. Esconde el cadáver y procede a interpretar la escena del cisne negro. Sin embargo, al volver al camerino nos damos cuenta que Lily esta viva. Poco después mientras la protagonista se cambia de ropa para interpretar por última vez al cisne blanco, se da cuenta de que tiene una herida bastante profunda en el abdomen, provocada por un gran pedazo de vidrio, a pesar de lo cual procede a bailar la última escena. El hecho de que es físicamente imposible de que un ser humano sea capaz de mantenerse en pie como si nada ante semejante herida, y mucho menos ejecutar una rutina de baile sumamente compleja en esas condiciones. Sumado al hecho de que ningún espectador o sus camaradas se diera cuenta de que se estaba desangrando en medio escenario, parece un indicativo claro de que se trata de una alucinación. Sin embargo, la escena final en que sus compañeras y Thomas se asustan ante la herida que presenta y el que la luz se ponga en blanco al final deja abierta a interpretación la situación. Independientemente de si Nina muere o no al final, es un hecho que se produjo un profundo cambio de mentalidad en ella después de interpretar el papel del cisne negro.

Este cambio podría ser tanto que Nina ha colapsado mentalmente debido al esfuerzo que ha implicado poder interpretar a la perfección el papel del cisne negro. Como también que ha “trascendido” y ha logrado llegar al más alto nivel posible de su disciplina, aunque a un costo muy alto.

Interferencia laboral

En varias ocasiones Nina tiene conflictos con otras bailarinas. Sin embargo, en parte esto se da por un ambiente de trabajo que fomenta la competitividad. En el cual lo más importante es llegar a obtener el papel de la “Reina Cisne”. El nivel de violencia psicológica llega el punto de que otras bailarinas llegan a insinuar que Nina consiguió ese papel a cambio de favores sexuales. Veronica la bailarina seleccionada originalmente para el papel, le escribe en el baño con lápiz labial la palabra “perra”, mientras que Beth posteriormente le insulta en la cara de forma similar.

Veronica increpando a Nina.

Emocionalidad negativa

Desde el principio de la película se observa que Nina tiene tendencia a autolesionarse rascándose con sus uñas la espalda y los hombros. También se rasca las cutículas hasta el punto de que estas le sangren. Conforme va avanzando la trama y su estado mental se va deteriorando, se incrementa la severidad de las lesiones que se autoinflinge. Además, en el tramo final de la película, dichas heridas llegan a ser un elemento central de su estado psicotico y de su transformación en el cisne negro.

Una de las heridas autoinfligidas de Nina.

Problemas familiares

Nina y su madre Erica tienen una relación pasivo-agresiva en la que predominan los repentinos cambios de humor por parte de ambas. Alternándose momentos en que Erica trata a Nina como una niña pequeña, con otros en los que es sumamente agresiva. Conforme avanza la película Nina se va volviendo cada vez más hostil hacia su madre, hasta el punto de agredirla. En general Erica se muestra sumamente posesiva con su hija, llamándola insistentemente y controlando su rutina diaria. Se llega a entrever que Erica envidia a su hija, ya que logro el papel principal de la obra, mientras que ella nunca paso de ser bailarina secundaria. Además, le critica que debido a que quedo embarazada tuvo que abandonar su carrera.

Erica a punto de botar a la basura el pastel que había comprado para su hija.

Conclusion

La problemática de Nina va mucho más allá de las alucinaciones que sufre, sino que como ya se señaló, involucra una gran cantidad de ámbitos. Cuando se lleva a cabo el análisis de un caso se suele caer en el error de tratar de calzarle a fuerza a la persona una etiqueta en específico. Siendo que estos problemas son multifactoriales y por tanto deben contemplarse todos los aspectos involucrados, para llegar a un diagnóstico acertado.

Bibliografía

  • Hathaway, S y McKinley, J (2002). Inventario multifásico de personalidad de Minnesota 2. Madrid: TEA Ediciones.

Categorías

Luis Villalobos Escrito por:

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *